¡Algunos de estos consejos, seguro te servirán de algo!

¡Algunos de estos consejos, seguro te servirán de algo!

publicidad

Si ya lo intentaste y no te resultó, ¡No te rindas! O si lo quieres intentar alguna vez, y tienes temor de que no te resulte. Elimina esa tonta idea de tu cabeza. Busca asesoría especializada y ponte ¡Manos a la obra!

Sembrar legumbres
También se les conoce como granos. De ellos existen una gran variedad

Para comenzar a repasar algunos consejos, primero veamos la importancia que requiere saber que aportan las legumbres al organismo del ser humano. Pues aprende que es indispensable para nuestro organismo consumir legumbres durante toda nuestra vida.

Leguminosas para el consumo
Poseen alto contenido de vitaminas, y minerales, Sobre todo hierro

Las legumbres son, aquellos granos que se denominan alrededor del mundo como frijoles, vainitas, lentejas, caraotas (habas, judías), soya, y pare de contar. Si, así como lo oye, son todos esos granos que buscamos en el mercado cada vez que sea necesario. Por su alto contenido de proteínas y minerales. Una nota muy interesante, cultivar leguminosas fertiliza el suelo.

Esta vez te animamos a aprender a desarrollar el cultivo de legumbres a través de ciertas técnicas fáciles y viables

Frijoles, Caraotas,Lentejas
Disponer de un espacio para cultivar legumbres sería una buena empresa

Aunque no lo creas, el grano es de cosecha abundante. Aunque su cultivo es muy diverso, y como ya lo dijimos hay una gran variedad. Dicho cultivo va a depender de la zona donde este se realice. Entonces, tomando en cuenta este punto de partida, las próximas recomendaciones van dirigidas para la siembra de frijoles, soya, frijol negro, frijol blanco y vainitas.

1-Debes disponer de un espacio accesible muy limitado, en caso que no dispongas de suficiente terreno, un patio de 5 X 2 metros te será muy útil, en esa área comprendida de 102  increíblemente con una buena atención se podrá cosechar aproximadamente 20 kilos de este rublo.

2-Tomar en cuenta el clima facilitará muchísimo tu futura siembra, pues no todas las leguminosas responden a una sola temperatura, en el caso de las habas o caraotas, lentejas, arvejas o garbanzos, se cultivan en sitios más templados con un alto nivel freático, suelos húmedos y aires muy frescos. Entonces hay que revisar el clima de nuestra parcela, patio o sitio dispuesto.

3-El estudio de suelo, es necesario, por muy pequeña que sea tu siembra no querrás correr el riesgo de perderla, debido a que si el suelo está empobrecido, aconsejamos no sembrar. Esto ocurre después que esta porción de tierras se haya utilizado con mucha frecuencia, o que el cultivo anterior sea de hortalizas y verduras. Asegúrate que tu terreno no esté empobrecido, contaminado con químicos o plagas. Si este tiene dos o tres años en desuso es mejor.

4-La siembra debe hacerse toda al mismo tiempo, según cada espacio procurado para realizarla, debido a que cada mata en proceso echa raíces no profundas pero si extendidas y tratar de colocarle más semillas alrededor arruinará las raíces de otras. O que puedan ser entorpecidas por otras en su desarrollo.

5-La organización para la siembra, aunque sea pequeña es muy importante para el buen uso de semillas, fertilizantes o control de plagas y maleza. En estos pequeños pero importantes consejos solo buscamos obtener el mejor resultado con un mínimo de cuidados. Ahora bien, hay quienes tienen diferentes formas de sembrar y va a depender la cantidad de terreno y disposición de tiempo. Las cuatro formas más usadas son: En Yogurteras, en Macetas, por Voleo o por Línea, esta última es la más recomendable, pues permite mejor desplazamiento entre la siembra

Después de estas cinco pautas, es necesario hacer recomendaciones para evitar inconvenientes antes, durante y después de la cosecha. Se debe tener cuidados con el uso de productos que puedan dañar el medio ambiente (hombre, plantas y animales)

Un detalle muy cuidadoso es revisar posibles contaminantes de tu futura siembra, como ya se ha dicho, es necesario manejar bien los químicos, se debe buscar orientación con expertos en la materia, para garantizar un favorables y saludables resultados con tu siembra.

Si tu siembra se basa en el cultivo de lentejas, arvejas, frijoles negros (caraotas negras) o garbanzos el pH del suelo tiene que marcar 7, porque con un contaje superior la siembra presenta fitotoxicidad, con herbicidas residuales, pues estos quedan en el suelo y dañan el producto. Las leguminosas próximamente mencionadas necesitan suelos bien drenados, aunque con una humedad recurrente.  Para estos mismos rubros y otros más, es importante controlar la salinidad. En zonas de costa-playa sembrar granos es un completo desastre. Para una siembra eficaz recomendamos un suelo franco-limoso.

Leer: Un cereal fácil de sembrar y que aporta proteínas y energía al organismo hay quienes lo denominan Grano de Oro de los Andes, se conoce también por Quinoa 

Existen enemigos de estos cultivos que hay que reconocer de inmediato, pues arruinaran cualquier proyecto de siembra de leguminosas. Tal es el caso del hongo Ascochyta rabiei. Hay que eliminarlo o buscar otro espacio para el proyecto.

El uso del agua en los cultivos de leguminosas

Manos a la Obra
Una guía fácil, menos complicada para tener un buen cultivo, es necesaria

Otros cultivos de provechos son los cultivos de vegetales, hotalizas  y verduras.

Asegúrate la disposición del agua, si tu rubro esta fuera del invierno. ¿De qué forma? Cuando el invierno llega, evidentemente es la mejor época para sembrar, siempre y cuando la lluvia no sufra el descontrol climático por el cual está atravesando el mundo en la actualidad. Bajo condiciones normales las lluvias cada 2 ó 3 veces por semana son óptimas para una buena siembra que tenga más de media hectárea de cultivo. En cambio, fuera de temporada las siembras hasta media hectárea, pueden ser fácilmente surtidas con riego, por sistemas o mangueras (manualmente), apostando a que la siembra lleve suficiente agua en sus raíces, lo que permita hacer un riego cada tres días.

Es importante cultivar para nuestro propio provecho. Quizás podamos pensar que no conocemos lo suficientemente nada acerca de la producción de alimentos, pero es importante obtener un poco de conocimiento en cuanto a esta materia, debido a que la siembra es un factor de importancia vital de los seres humanos y ayuda un poco a disminuir costos de nuestro bolsillo.

515 visitas, 6 hoy

Comments are closed, but trackbacks and pingbacks are open.