Mejor es hecho en casa

Una opción viable para cosechar tus propias verduras en casa

Una opción viable para cosechar tus propias verduras en casa

publicidad

De los métodos más sencillos surgen las grandes cosas y se aviva la creatividad. Solo un poco de empeño y conseguirás resultados satisfactorios en el huerto, justo en el patio de tu casa.

A veces no nos atrevemos a emprender algún proyecto porque nos parece un poco complicado, cuando de repente lo que tanto evitamos llega a convertirse en una necesidad… y ¡Zas  lo haces! Pensando que no era tan complicado como nuestra mente creía.

Iniciemos con alguna reflexión que nos permita saber ¿Por qué debemos cultivar gran parte de los alimentos que consumimos? “La mayoría de la verduras, hortalizas, legumbres, frutas, plantas aromáticas que hallamos en el mercado de gran tamaño, frescas y radiantes. Solo son el producto de fumigaciones para el control de plagas y hongos, e intercambios genéticos para su desarrollo forzado. Son deliberadamente tratadas con pesticidas para evitar perder una mediana porción de la sus ganancias”. Si pudiésemos comer más sano, con menos contaminantes, nuestro organismo sería más fuerte y saludable.

No necesitas más que la disposición y un pequeño espacio para el cultivo. En el balcón, terraza, zaguán o una jardinera o maceta de tu casa. Existe una variedad de hortalizas, verduras y vegetales, que son de fácil manejo. Cuando ya tengas el lugar perfecto (luz solar, agua y suficiente tierra abonada). Adquirir las semillas por primera vez, es tan sencillo como ir a una tienda de insumos agrícolas y comprarlas.

Los Huertos Urbanos se han convertido en los últimos tiempos en tendencia. Por eso de comer sano. Y en caso de que quieras ahorrar costos, estos pequeños tips que te damos a continuación te servirán para evitar la compra de semilla.

La Lechuga Romana

En las ensaladas son un plato muy sabroso y saludable. Cuando compres una lechuga trata de escoger un tallo en buen estado, que no tenga huellas de descomposición, corta las hojas, toma el tallo y plántalo en tu caja con estiércol y tierra abonada, colócala donde le dé un poco de sol y no olvides ponerles agua por lo menos una vez al día. Pronto verás los resultados.

La Cebolla

Es una forma muy sencilla, generalmente se toma la mitad de la raíz (bulbo), coloca en un recipiente con suficiente agua y un poco de luz solar, espera unos días y veras como brotan raíces, cuando estás sean un poco largas, tómalas y colócalas en una maceta con material agrícola y espera que crezcan sus hojas, son muy sabrosas para condimentar tus comidas.

El Apio

Apio para las ensaladas
A partir de su base pueden reproducirse

Cuando uses Apio en tus comidas toma la base de la planta y colócala en un recipiente con agua hasta la mitad, en algunos más o menos 10 días, empezará la planta a crecer, haz el trasplante a la tierra quitándole las hojas externas. No olvides regarlas todos los días.

Albahaca

Fácil de reproducir
Una planta aromática para darle olor y buen gusto a los guisos y salsas

Hay algo que debes tener en cuenta acerca de esta aromática, cuando tienes alguna de esta en casa. Pudieras perderla, porque ella es de corta vida, perece muy rápido. La manera de siempre mantenerla es tomando su ramas, desprenderle las hojas y colocar las ramas en un recipiente con agua y hazle un cambio de agua cada dos o tres días. Pronto verás como a partir de las ramas crecerán raíces que luego podrás trasplantar en la caja o maceta.

Hojas de Zanahoria

Hojas para ensaladas y jugos
Sus hojas frescas se pueden usar al igual que la hortaliza

Algo que  quizás no sabías, pero que es importante que sepas. Las hojas de zanahorias son muy nutritivas con un alto contenido de proteínas y minerales, poseen vitaminas K y C. ¿Sabías que puedes cultivarlas en casa? Fíjate que es fácil tenerlas en casa. Solo debes cortar 5 cm de zanahoria por donde crecen las hojas en desde su parte de arriba y ponla en agua hasta la mitad donde obtenga luz solar medianamente solo por 15 días, agregándole agua cada tres días. Y verás como empiezan a salir hojas frescas. Estas hojas se pueden utilizar como la zanahoria misma, en ensalada, sopas, jugos, etc.

En la variedad de cultivos que puedes tener en casa, se encuentran: La Lechuga Romana, el Pepino, Tomate, Berenjenas, Apio, Zanahorias, Cebollas, Albahaca, Cebollín, Orégano, La Calabaza, entre muchas.

Una pequeño huerto en casa
Una buena opción al alcance de todos de una manera fácil y sencilla

Leer: La Quinoa, la leguminosa de los últimos tiempos que ayudará a fortalecer tu sistema inmunológico

Brotes de Ajo

Básicamente hemos hablado del cultivo hidropónico de arranque, para estimular el enraizamiento. Y justamente el Ajo, también se lleva de esta forma. Cuando en tu despensa consigas brotes de Ajos (puedes comerlos al igual que los ajos sin ningún problema) solo debes aprovecharlos de la igual manera. Toma los brotes colócalos en agua en un envase plano con poca agua y en un lugar como tu ventana de la cocina y espera con paciencia, no permitas que falte le falte agua.

938 visitas, 3 hoy

Comments are closed, but trackbacks and pingbacks are open.