Es mejor al natural sin cadenas estéticas

¿Te encanta lo que ves en el espejo?

publicidad

Si echas un vistazo al espejo y te detienes

¿Te encanta lo que ves en el espejo cuando echas un vistazo y te detienes? Solo hay dos respuestas Si y No… Sin duda pocas veces nos detenemos en el espejo y vemos en realidad lo que ahí nos muestran.

Sin duda lucir natural es expresión de libertad
¿Te encanta lo que ves cuando echas un ojo al espejo?

Una tendencia universal es lucir bien, a costa de lo que sea… Han creado cualquier estereotipo que al subir a las redes es perseguido para conquistar y parecerse a ese o tal modelo.

Va con los hombres y las mujeres del tercer milenio, en cómo enfrentan su apariencia, que al parecer son sometidos al estrés de competir y buscar aprobación. Hemos dejado atrás el ser natural. No hemos convertido en seres plásticos, sintéticos o desechables.

Un nuevo tipo de esclavitud

Apuntan ciertos grupos de psicólogos y terapistas de la autoestima, que existe un nuevo tipo de esclavitud en el tercer milenio. Pero a nadie le pareciera preocupar este tema. Muy al contrario, parece ser promovido cada día más. Respondiendo a intereses mercantilista de las grandes corporaciones.

De esta manera, todos comenzamos a lucir cada vez menos naturales. Quizás a parecernos superficialmente. Pues lucir natural es libertad. ¿Qué es lucir natural? Este paso requiere tener desprendimiento e ignorar el comportamiento del mundo, ignorar algunas reglas, con la debida responsabilidad de no afectar a ningún semejante. Más que nada tienen que ver con normas estéticas y procedimiento social.

L’Essentiel y su nuevo maquillaje Guerlain

En el lanzamiento del nuevo maquillaje de Guerlain, justamente conversaron Almudena Cid y Gisela Pulido. Su conversación iba dirigida a la necesidad de lucir lo más natural que se pueda. Buscando rescatar la belleza natural de los seres humanos, que en otrora siglos fuera tan marcada. Específicamente en el caso de las mujeres que arriesgan la vida, emplean tiempo y mucho dinero por crear en su cuerpo, aquello en lo que creen es lo esencial para verse mejor. En ciertas ocasiones es necesario oír algunos consejos de gente de éxito, que nos ayuden con nuestra autoestima.

Es necesario la naturalidad en el nuevo milenio marcado por las normas, la estética y la nueva esclavitud
Lucir natural es parte de sentir satisfacción de quienes somos

Discutían el encanto de la sonrisa amable, esa sonrisa que promueve la entrega y tener valor de lucir sin tantos remoquetes. El proyecto busca rescatar la naturalidad. Y no puntualiza en dejar de usar cosmética. Si no, al contrario, usar cremas, lociones y productos que fortalezcan la belleza natural de cada individuo.

Estas dos mujeres ícono de las conquistas y la auto-realización y campeonas en diferentes disciplinas de deporte. Manifiestan que la naturalidad va más allá de salir sin maquillaje, y tiene que ver con el hecho de sentirse bien y satisfecho con uno mismo. Así como estas guerreras olímpicas

Asomados al espejo veamos más allá de la apariencia física

Es increíble como nada se conecta a un todo y viceversa. La manera más sana es pensar que si tenemos sueños de auto-realización, es necesario alcanzarlos y aprender a traducirlos hacia adentro. Vendrán frases como: “lo hice” “Superé mis expectativas”. Es importante poner atención a ciertos puntos de concentración en los cuales no nos debemos encasillar porque así es más bonito o lo demanda la sociedad. Muchas personas hoy en día deciden cosas en su vida y toman direcciones poco correctas, pero terminan por llamarlo “Estoy realizada”, pero ¿qué no, tuvo que sacrificar? ¿A quién tuvo que complacer?

Es la libertad de ir hacia donde queremos en libertad
Lucir natural tiene que ver con la auto-realización y la satisfacción

Cuando hablamos de conexiones, es cuando hilamos, que bajo preceptos morales estudiamos, tenemos carreras, una, dos o tres, obtenemos buen empleo, competimos, practicamos deportes,  luego nos ennoviamos, ideamos un matrimonio, procreamos, compramos, casa tenemos propiedades, un auto y dinero disponible… Pero,  ¿Disfrutamos el camino hasta la conquista? O ¿Tuvimos que ser esclavos? ¿Cuántas lágrimas tuvimos que superar? Y al final ¿Valió la pena?

Es muy duro asumir la realidad de que duramos mucho tiempo frente al espejo, pero para los demás. Y muchas veces perdemos ese tiempo y mucho dinero, arreglándonos para impresionar a gente que no le importamos.

Dejamos de ser natural y aunque llevamos un mucho artificio y material sintético en la cara, lo importante es que está allí una sonrisa de satisfacción. De nada habrá servido si nos quitamos el maquillaje y aparece el sufrimiento, la amargura o la tristeza que nos dejó el largo camino de la apariencia o la imposición de una belleza para sentirnos aprobados.

1,504 total views, 33 views today

Comments are closed, but trackbacks and pingbacks are open.