Una agenda, la prueba que demostraría que la joven que castró a su amante había planeado su venganza

Una agenda, la prueba que demostraría que la joven que castró a su amante había planeado su venganza

Una agenda, la prueba que demostraría que la joven que castró a su amante había planeado su venganza

publicidad

la joven arquitecta estaba de novia y a punto de casarse cuando empezó una relación clandestina con el músico

El hombre mutilado evoluciona favorablemente, pero podría perder su capacidad de concebir.

Una agenda, la prueba que demostraría que la joven que castró a su amante había planeado su venganza
Una agenda, la prueba que demostraría que la joven que castró a su amante había planeado su venganza

Argentina// Notipascua.com//

Mientras siguen los cruces de versiones por lo que pasó el sábado en la noche dentro del departamento en la ciudad de Córdoba en el que se encontraron Brenda Barattini y su amante, una agenda de la joven con  anotaciones se habría convertido en las últimas horas en la prueba más firme de que la mutilación de los genitales del hombre con una tijera de podar se trató de una venganza premeditada.

“Bisturí”, “cortarle”, “cinta…”, “su celular”. Son algunas de las palabras que aparecen escritas de puño y letra por la acusada y una frase final: “Pedir ayuda”. Aunque todavía no se descarta ninguna hipótesis, sus notas sugerirían algo planeado y no una reacción intempestiva ante un ataque sexual, como planteó su abogado.

“Si hubo abuso, ese día no ocurrió”, Según trascendió, la joven arquitecta estaba de novia y a punto de casarse cuando empezó una relación clandestina con el músico de 40 años, quien además sería amigo de su hermano. En ese punto es donde se dividen las versiones.

El abogado de la detenida aseguró que ella había decidido terminar con el vínculo pero que, a pesar de eso, el hombre fue esa noche a su casa a buscar un instrumento musical y una vez que ingresó, la violó y ella se defendió. En cambio, el abogado del hombre herido, dijo que fue él quien cortó la relación y que Barattini le propuso despedirse. En ese marco le habría pedido vendarse los ojos y sobrevino el ataque.

“No recuerdo qué hice, sólo recuerdo que me ubiqué sobre los genitales,  en el pecho, tomé con una mano y corté con la otra”, sin saber bien qué cortó, contó su defensor que le relató la joven. El hombre fue operado de urgencia y su evolución es buena, está despierto, aunque podría haber perdido su capacidad de concebir.

424 visitas, 3 hoy

Comments are closed, but trackbacks and pingbacks are open.