Reducir el consumo de energía en tu hogar, una necesidad

Reducir el consumo de energía en tu hogar, una necesidad

Reducir el consumo de energía en tu hogar, una necesidad

publicidad

Reducir el gasto de energía en tu hogar, es una necesidad urgente

En las actuales circunstancias ambientales para el planeta; y tomando en cuenta la necesidad de contar con buena salud, bienestar personal, y ahorro económico; se impone de manera absoluta que la ciudadanía pueda reducir el gasto de la energía que consume en sus hogares. Esa acción es prioritaria para el combate a los daños ecológicos.

Reducir el gasto de energía en tu hogar, es una necesidad

El crecimiento poblacional que se experimenta, no es acorde con el gasto de energía que se efectúa; la población en los últimos 30 años ha aumentado su consumo energético 4 veces su crecimiento. Esto se traduce en incrementos de la emisión de CO2 y otros gases perjudiciales a la atmósfera, generando cambios fuertes en nuestro clima; y los cuales debemos reducir.

¿ Cómo enfrentamos estos cambios climáticos ?

Existen estrategias completas que las autoridades mundiales definen para combatir el calentamiento global y el cambio climático; estas medidas con metas claramente definidas, intentan detener el daño que se presenta como consecuencia del uso energético que la población tiene.

En muchos países las medidas son tomadas de manera franca y elaboran grandes programas para que el consumo de energía sea lo más racional posible.

La integración de las nuevas tecnologías informáticas para el control en la emisión de gases; el uso de aparatos electrodomésticos inteligentes; la introducción de fuentes energéticas renovables como la geotermia y la aerotermia; la construcción de viviendas pasivas y edificaciones de consumo casi nulo, son algunas de las actividades estratégicas que en gran escala se ejecutan para mejorar nuestro ambiente y suministrar más confort a sus habitantes.

Sin embargo las medidas que se puedan tomar de manera general, deben contar plenamente con la creación de conciencia ciudadana en el uso de las fuentes de energía. La clave para que los éxitos se puedan obtener residen en eso; reducir el consumo de energías contaminantes y mejorar la eficiencia energética en los hogares.

¿ Cómo enfrentamos estos cambios climáticos ?

En nuestro hogar reducimos el consumo de energía

Por nuestras viviendas debe comenzar el ahorro energético; somos los verdaderos beneficiarios finales de la disminución en el consumo de energía y en la implementación de nuevas fuentes renovables.

Las necesidades obligan a tomar decisiones contundentes; en nuestras casas podemos comenzar con reformas integrales que permitan un mejor aislamiento térmico. Las fachadas de las casas y edificios deben ser intervenidas para evitar el escape de calor; las ventanas pueden ser sustituidas por aquellas que no permiten paso de aire o intercambio de calor con el ambiente.

Los techos se sellan para evitar las entradas del aire exterior; los sistemas de calefacción o de aire acondicionado pueden ser reemplazados por equipos que tengan mayor eficiencia o por sistemas que empleen fuentes energéticas alternativas como el aire.

La iluminación generalmente conformada por bombillas incandescentes, deben ser cambiadas por las nuevas de tecnología LED, que al momento de producir ahorro de energía, también generan menos calor en el ambiente.

Los artefactos electrodomésticos deben ser de alta eficiencia energética, y ser utilizados con un mayor control de parte del usuario, quien se ajustará al uso realmente necesario, evitando que permanezcan encendidos cuando no se requieran.

Desconectar los aparatos que no se estén usando, ya que el consumo de energía en ellos cuando se encuentran en modo “espera” o stand by, no se percibe de inmediato, pero si al momento de pagar la factura.

Debemos mantener nuestras viviendas a una temperatura confortable; el promedio mundial indica que entre 19° y 23° centígrados, la sensación térmica agradables es ideal. Tratar de vivir dentro de un horno en invierno o en un refrigerador durante el verano, solo hace incrementar el consumo de energía y aumentar el coste de tu servicio facturado.

En fin, solamente nosotros debemos ajustar el consumo hogareño de energía. Nos beneficia tanto en el confort dentro de la vivienda como en la salud del planeta; además de ayudarnos en nuestras finanzas.

1,381 visitas, 9 hoy

Comments are closed, but trackbacks and pingbacks are open.