Precios por unidad “golpean” los bolsillos de los consumidores

Precios por unidad “golpean” los bolsillos de los consumidores

publicidad

Comprar alimentos “por unidad” se ha vuelto una opción

La dificil situación económica ha obligado al venezolano a disminuir su capacidad de compra o adquisitiva; al no tener dinero suficiente para comprar el kilo del producto; opta por comprar lo que hoy día se ha denominado “una teta”, ya sea de café, de azúcar, de leche, de lavaplato; así como un plátano, una papa, dos tomates; en general, el venezolano de a pie, compra a diario los alimentos que va a  consumir, generando un mayor gasto-valor-consumo

Precios por unidad “golpean” los bolsillos de los consumidores
Precios por unidad “golpean” los bolsillos de los consumidores

Caracas// Notipascua.com//

Comprar  alimentos “por unidad” se ha vuelto una opción  común por la que han optado muchos venezolanos, a raíz de la limitación económica por  la escalada hiperinflacionaria.

Las circunstancias económicas obligan a  comprar los alimentos por unidades que “inflan” los bolsillos.  La rutina se vuelve pesada, ya que muchos deben acudir a los mercados a diario para preparar las comidas.

Un huevo se encuentra entre Bs. ocho mil y  10.000 bolívares, lo mismo que costaba un cartón de este producto en marzo del año pasado. Hoy, el medio cartón puede alcanzar los Bs. 130 mil.

Un plátano puede costar de cinco mil a diez mil  bolívares, dependiendo del tamaño. El pan ya llega a los Bs. nueve mil y hasta diez mil por unidad, que fácilmente suman cien mil bolívares por quince.

Las verduras se han convertido en todo un tema. Por una zanahoria se puede llegar a pagar Bs. 18 mil, por una cebolla grande unos Bs. 30 mil, la papa por unidad, aproximadamente, suma los 7 mil bolívares y un tomate ronda los Bs. 4.000, siendo los últimos dos los  más económicos de la lista.

La escasez de efectivo ha golpeado a los mercaderes que no tienen punto de venta

“Con un salario mínimo que no rinde y unos precios exorbitantes  es de esperar que las compras sean cada vez más reducidas”, expresó Nidia Martínez, mientras sostenía una papa, un tomate y una zanahoria que iba a pagar.

Las verduras se han dejado de vender por kilo, aseguran los comerciantes. “Ya muy poco vendo por kilo. Cuando mucho, la gente lleva uno o dos tomates,  los  que se van a comer en el día”, explicó Juan Duarte, vendedor.

Los comerciantes que ofrecen pequeños empaques que contienen azúcar, café, especias, condimentos, hierbas y hasta salsas, han reducido considerablemente el contenido, y así también su precio, para facilitar su venta. “Tuve que hacerlos más pequeños por dos razones, la primera es que la gente no las compra porque no puede o no tiene el dinero en la mano, y la segunda, que el kilo de cada cosa está carísimo y no da la base”, expresó Luis Soto, quien ofrece los paqueticos que, cuando mucho, pesan de 2 a 3 gramos.

210 visitas, 3 hoy

Comments are closed, but trackbacks and pingbacks are open.