Liverpool y Tottenham se juegan todo en el Wanda

publicidad

Es el gran momento de la verdad. Es la final que todos esperan.

El choque definitivo entre Liverpool y Tottenham, que tendrá lugar en el estadio Wanda Metropolitano el próximo 1 de junio, ofrecerá un espectáculo importante y con muchas vibraciones. Esto porque se desafiarán dos conjuntos de la Premier League, la liga más competitiva y una de las más espectaculares de toda Europa.

Tras haber pasado la primera fase por haber marcado un gol más que el Napoli y el Inter, los Reds y los Spurs han protagonizado dos caminos distintos hacia el acto final de Madrid, pero con muchas emociones en ambos casos. Si, de hecho, el equipo entrenado por Jurgen Klopp ha sido protagonista de una remontada histórica contra el Fc Barcelona en la semifinal de vuelta en Anfield, el conjunto de Mauricio Pochettino primero ha eliminado al Manchester City, uno de los equipos favoritos a la victoria, y después se ha lucido en el segundo tiempo de la semifinal en casa del Ajax, consiguiendo una clasificación a la gran final sobre la bocina.

Mientras ya se empiezan a hacer los pronósticos para este partido, ambos equipos preparan el evento de manera distinta. El Liverpool, que ha terminado segundo en campeonato pese a haber cosechado 98 puntos, tendrá la obligación de actuar con el papel del gran favorito, puesto que su plantilla es superior y su experiencia europea mucho más sólida. Haber jugado la final del año pasado, pese a haberla perdido contra el Real Madrid, otorga una condición al Liverpool, que tras haber rozado la conquista del título nacional, algo que no llega desde el año 1990, querrá sacarse el mal de ojo de encima con una Champions, un trofeo que hasta ahora ha ganado en cinco ocasiones.

El Tottenham, por su parte, quiere seguir siendo la gran sorpresa de esta edición y tiene en Lucas Moura el elemento tal vez más desequilibrante e inspirado del momento. El hat trick contra el Ajax en menos de 40 minutos ha demostrado que el brasileño tiene un potencial importante y muy elevado, que lo hace un elemento clave para los partidos relevantes en los que el talento cuenta más que la condición física. De hecho, pese a quedarse sin la convocación para la Copa América que se jugará en su Brasil natal, el extremo paulista querrá revalidar su gran momento y hacer que su gran hazaña en Amsterdam valga la pena.

Lo que queda claro es que tanto los Reds como los Spurs no irán a la cancha a especular, ya que ambos equipos juegan un fútbol atractivo y propositivo en el que la primera consigna es ganar, pero también de manera bonita. Dos ingleses para una final española: los ingredientes para un partido épico están todos sobre la mesa del Wanda Metropolitano, el lindo escenario para un acto final de una Champions llena de emociones, y que seguramente lo será hasta el último momento.

5,312 total views, 24 views today

Comments are closed, but trackbacks and pingbacks are open.