En el accidente murieron los dos tripulantes de la moto.

Joven venezolano muere en Chile

Joven venezolano muere en Chile

publicidad

Los venezolanos radicados en Chile piden repatriar el cadáver del joven, que falleció debido a un accidente de tránsito.

Dilyana Cardozo.

Belmer Peña de 29 años de edad, ingeniero civil de profesión, era un joven radicado en Chile desde hace un año y cinco meses. Peña llego a dicho país en busca de nuevas oportunidades, vivía con sus amigos y compatriotas en el sector La Serena, donde trabajaba para reunir dinero y poder llevar con él a su familia, viviendo la difícil situación que se vive en el país.

Belmer trabajaba en el Café Cerro Grande en el sector oriente de la capital regional, además tenía un segundo trabajo en el local Sushi & Sushi, donde tenía ya cinco meses trabajando, todo para cumplir el objetivo de traer a sus padres y hermanos a Chile.

Las esperanzas y sueños de este joven se apagaron el pasado miércoles luego de que un automóvil el cual era perseguido por la policial de Chile (debido a un robo), impactara con la motocicleta en la que se transportaba junto a un amigo.  Cuenta uno de sus amigos que había olvidado su suéter en casa, por lo que otro de ellos (Christopher Contreras), lo llevó para recuperarlo y fue cuando estaban de vuelta el momento en que, sorpresivamente, el vehículo con cuatro personas que huían de Carabineros tras un intento de robo, los chocó.

Belmar Peña trabajaba para buscar a sus familiares en Venezuela
Belmar Peña trabajaba para buscar a sus familiares en Venezuela

Belmer falleció mientras era trasladado por personal de emergencia hasta el hospital de La Serena.

A raíz de lo sucedido, venezolanos radicados en Chile iniciaron una campaña para recaudar fondos y así cubrir los gastos de la repatriación del cadáver del joven,  ya que no tiene familiares directos en Chile, y esto ha demorado la realización de los trámites legales para el retiro del cuerpo.

Daniela Norambuena, gobernadora de la provincia chilena de Elqui, indicó que se contactó con la Fiscalía y el Servicio Médico Legal para permitir que una persona de confianza pueda retirar el cuerpo y realizar los trámites correspondientes.

Amigos y Familiares consternados por lo sucedido.

Los amigos de Peña aun no procesan la cruda realidad de que el joven ya no estará físicamente.

“Lo que pasó no es justo” expresa Carlos Ojeda, amigo, compañero y el más cercano a un familiar que el venezolano tenía en Chile. Aún le cuesta asimilar el hecho y claramente está afectado, entre el dolor y la poca aceptación de lo sucedido intentó recordar a Belmer en conversación telefónica con el la mañana de este miércoles.

“Era un chico súper aplicado, que no ha tenido barreras y siempre ha luchado, ganándose el corazón de mucha gente en Chile (…) la mejor persona que he conocido en toda mi vida”, señaló Carlos, con quien compartía casa, junto a otros amigos venezolanos.

Ahora sus familiares llegaran al país, pero en las peores circunstancias que un ser humano pueda atravesar. Hasta el cierre de esta edición el cuerpo de Belmer aún se encontraba en el hospital y no se podía concretar si quiera el traslado al Servicio Médico Legal para realizar la autopsia, puesto que no hay ningún familiar directo que haga el trámite.

Su familia en Venezuela ya está enterada de la tragedia y en sus cercanos en Chile no solo hay dolor, sino también incertidumbre, ya que las horas pasaban y apostados a las afueras de la Fiscalía de La Serena, aún no encontraban una solución.

En el accidente murieron los dos tripulantes de la moto.
En el accidente murieron los dos tripulantes de la moto.

“Venezolano ejemplar que Sumaba, aportaba, aprendía”

Dentro de las personas que apreciaban y querían mucho al joven en Chile, se encontraba el Sr Gonzalo López, dueño del local de sushi y jefe de peña, afectado y conmocionado también dio todo su apoyo  a sus amigos. Confirmó que la tienda permaneció cerrada todo el día por duelo y que abrirá con personal de Coquimbo, por respeto a los compañeros del venezolano, que aún están impactados con la noticia.

López añadió que lo conoció bien, y lo describe como “una buena persona, dentro y fuera del trabajo”. En los cinco meses que trabajó con él, nunca tuvo que llamarle la atención, “siempre aportaba, sumaba y aprendía. Era lo que yo esperaba de él y cumplía”.

Aseguró que era sorprendente su desempeño, el que según su análisis, se debía a que se esforzaba a diario por cumplir su objetivo de ayudar a su familia, lo que reforzó su responsabilidad y entrega completa.

También le cuesta asimilar lo sucedido. “Estoy dolido por la tragedia, es fuerte uno nunca espera que pase esto por la huida de unos delincuentes”, pero además indica que le llama la atención “que Carabineros se desligue del tema. Ellos vienen persiguiendo delincuentes y se pierde el control del tránsito y la gente sin saber queda expuesta a cualquier lesión”, reflexiona.

Es de resaltar:

Que quien acompañaba a venezolano peña y conducía la moto para el momento del accidente era Christopher Contreras, chileno de 24 años de edad y menor de 4 hermanos. Era un joven aplicado, trabajador y precavido a la hora de trasladarse en su motocicleta.

Para su círculo de amigos no fue fácil recibir la noticia del fallecimiento de los dos jóvenes. Esa noche se juntaron en una plaza a conversar sobre el tema y tratar de asimilar lo sucedido. Ana Herrera fue muy cercana a las dos víctimas y tuvo la difícil misión de informarles a los amigos de Belmer lo que había pasado.

Pero más difícil será aceptar que ya no volverá a ver a Christopher, “Te juro que él era una persona demasiado buena, en todo sentido. Es muy difícil de creer, estaba siempre disponible para el resto. Siempre pensaba en hacer lo mejor, aconsejarte para mejor”, expreso Ana, un poco más tranquila al pasar varias horas del hecho.

Al hablar con ella sorprendía su calma, sin embargo no puede evitar llorar de rabia e impotencia al imaginarse todo lo que viene. Juntos a sus amigos, conversaron y en ellos está el temor de que todo quede impune.

“No se puede hacer nada, independiente de lo que haga la justicia los tipos igual van a estar libres”, comenta resignada. “Es que así es la justicia”, agrega mientras intenta contener el llanto. Dos de los involucrados huyeron y siguen sin ser ubicados.

“Estamos todos con los brazos atados, no se logrará nada al final de cuentas. Ya ocurrió y dos de los tipos arrancaron”, declaró. (Dos de las personas involucradas en el hecho lograron huir y están siendo buscados por la policía. Sin embargo se  logró capturar a otros dos de los sujetos que iban en el vehículo en persecución).

Uno de jóvenes apresados es un joven de 18 años de edad, y el otro implicado, un menor de 17 años de edad, los cuales se encuentran en proceso de investigación y en espera de sentencia.

Fue un triste despertar para toda la comunidad Venezolana en Chile luego de saber que una de las víctimas fatales era un compatriota. Sumado al dolor de la pérdida sus amigos se encuentran con nuevas dificultades, ya que el cuerpo de Belmer Peña no ha podido ser trasladado al Servicio Médico Legal.

A falta de un familiar directo que realice los trámites la única opción que vislumbran es que uno de los miembros de la familia viaje a Chile, posibilidad que pese a sus esfuerzos, Belmer no había logrado conseguir cuando perdió la vida.

La campaña para recabar fondos esta en pie encontrando publicaciones en redes sociales tal como una cuenta en la que están recibiendo depósitos: La Cuenta Rut, 26014057-4, está a nombre de Nelvis Cuenca para recibir aportes.

237 visitas, 12 hoy

Comments are closed, but trackbacks and pingbacks are open.