Edificios eficientes con sistemas pasivos

Edificios eficientes con sistemas pasivos

Edificios eficientes con sistemas pasivos

publicidad

Edificios con eficiencia energética por usar sistemas pasivos

El buen uso en los edificios de la energía disponible, cobra cada vez más importancia a nivel mundial; de hecho en nuestro país dentro de 2 años, no se construirán nuevas estructuras para viviendas que no cumplan con estándares de Consumo de Energía Casi Nulo; es decir edificios con alta eficiencia energética

Edificios con eficiencia energética por usar sistemas pasivos

Ya para este año 2018 los edificios públicos son proyectados y desarrollados obligatoriamente con los criterios de ser EECN (Edificio de consumo de Energía Casi Nulo), y radica principalmente su eficiencia, en el uso de sistemas pasivos para el manejo de la energía.

Un edificio con eficiencia energética se inicia con su construcción

No se puede remotamente pensar en construir o edificar una vivienda o conjunto de viviendas diseñadas para el ahorro energético, y luego gastar enormes cantidades de energía en su construcción; esto sería un contrasentido total.

El estándar para la construcción de viviendas pasivas que marca la pauta en Europa, es el denominado Estándar Passivehaus. Originario de Alemania, configurado por un grupo de pautas constructivas; que al seguirlas adecuadamente nos devuelven como producto final, una vivienda con extraordinaria eficiencia energética y aportando todo el confort que los usuarios requieren.

Como siempre decimos, el buen uso de energía es de vital importancia para el desarrollo de la vida sobre nuestro planeta; y hacer las edificaciones que ahorren energía desde su construcción, es una manera de colaborar firmemente en la lucha contra el cambio climático.

Construir una casa o edificio para viviendas con el estándar passivehaus es posible en cualquier parte del mundo; pero se requiere para ser una “casa pasiva”, que sea certificada por el Passivhaus Institute, quienes luego de inspeccionar la vivienda y comprobar sus reales condiciones de eficiencia, emiten el certificado.

Las casas o edificios que son eficientes energéticamente, deben cumplir al menos con cuatro condiciones fundamentales para ser consideradas unas casas pasivas; y para ello en su proceso de diseño, siempre deben ser tomadas en cuenta.

Un edificio con eficiencia energética se inicia con su construcción

Condiciones que debe reunir un edificio eficiente

El primero de los aspectos a considerar es relativo a lo hermético que debe ser el recubrimiento de las instalaciones. Evitar las salidas o entradas de aire no procesado, son una de las mayores causas de gasto exagerado de energía; ya que sin la adecuada estanqueidad, se necesitaría más energía de la debida para conseguir la sensación térmica que buscamos en el interior de las habitaciones.

Otro aspecto a considerar, y el cual representa en la gran mayoría de viviendas tradicionales, una de las causas de gasto extra en energía, es el llamado “puente térmico”; este consiste en una zona que puede ser puntual o lineal del envolvente del edificio, en la que el calor es transmitido más fácilmente que el resto, por lo cual ocasiona pérdida del mismo y aumenta el consumo. Para una vivienda de más eficiencia, los puentes térmicos deben ser eliminados por completo.

Lograr que los revestimientos que separan a los usuarios del exterior sean de tal calidad, que impidan  que el nivel térmico se transfiera por las paredes, es una de las condiciones que debe tener la vivienda pasiva. Para que el recubrimiento o revestimiento de las paredes pueda hacer bien el trabajo térmico requerido, es necesario que el espesor sea adecuado para que mantenga en invierno el calor dentro y en verano pueda retener el aire fresco en las habitaciones.

Con respecto a la ventilación de las viviendas, dada la hermeticidad, aislamiento y buen cerramiento del edificio, se hace necesario que la construcción tenga excelente ventilación para renovar el aire interior y expulsar el aire viciado. La Ventilación Mecánica Controlada es la ideal para una casa pasiva, ya que permite utilizar calor producido por el propio sistema y suministrarlo al aire frío que entra, para de esa manera aumentar el rendimiento; y cuando se necesita enfriar el aire interior, extrae el calor de la habitación, haciendo más ligero el trabajo de los aparatos de aire acondicionado.

 

 

 

688 visitas, 9 hoy

Comments are closed, but trackbacks and pingbacks are open.