Para la casa de moda parisina Dior la belleza femenina es importante

Dior le rindió homenaje al cuerpo femenino

Dior le rindió homenaje al cuerpo femenino

publicidad

Para la casa de moda parisina Dior la belleza femenina es importante, por lo que Maria Grazia Chiuri quien está al frente de ella decidió homenajearla con la moda y la danza durante el desfile de París, por lo que además invitó a redefinir los básicos del armario

Maria Grazia Chiuri, se encuentra al frente de la casa de moda Chistian Dior y continúa explorando sus códigos un enamorado del baile, y en su propuesta para la primavera-verano 2019, que abrió una nueva Semana de la Moda, se apropió de maillots, bodys y otras piezas del ballet, de ahora en adelante prendas de calle.

La puesta en escena lo hizo evidente: una bailarina, vestida con un mono bordado abrió el desfile entre pétalos de rosas que caían en un espacio oscuro, apenas iluminado por un tenue foco blanco. Por lo que a ella se unieron una decena de danzantes, dirigidos por la coreógrafa israelí Sharon Eyal, que se movían entre las modelos al ritmo de una mística melodía.

Las faldas plisadas en tul y los vestidos de bailarina, un recurso ya frecuente en las líneas que Chiuri ha creado para Dior desde su llegada en 2016, protagonizaron buena parte de una línea rica en colores pastel y con brochazos de negro o caqui.

Las faldas plisadas en tul y los vestidos de bailarina fueron esenciales
Las faldas plisadas en tul y los vestidos de bailarina fueron esenciales

“El baile y la moda definen el cuerpo y, gracias a la disciplina, nos enseñan a controlarlo”, apuntó la marca en una nota que recibieron los invitados al desfile, que tuvo lugar en una amplia instalación en el hipódromo de Longchamp, a las afueras de París.

El trabajo de líderes del baile, como Pina Bausch, Isadora Duncan o Martha Graham, inspiraron a Chiuri, que quiso decorar el pabellón, con forma de cubo, con algunas de sus frases: “Baila, baila, si no estamos perdidos”, decía Bausch.

Estampados de caleidoscopios

No solo en las formas de esta colección se vio la influencia; Dior cargó vestidos, faldas y abrigos de seda con estampados de caleidoscopios en homenaje a las puestas en escena cinemáticas de la estadounidense Loïe Fuller, que con luces de colores y telas fluidas alcanzó la fama a finales del siglo XIX.

Dior cargó vestidos, faldas y abrigos de seda con estampados de caleidoscopios
Dior cargó vestidos, faldas y abrigos de seda con estampados de caleidoscopios

El contraste de las siluetas vaporosas y las faldas a media pierna lo pusieron los pantalones vaqueros, anchos, descoloridos y caídos, de inspiración más bien “hip-hopera”, y faldas y vestidos tejidos como redes de pescadores, el golpe comercial de esta temporada.

Así, Chiuri traza su camino en Dior construyendo un universo que tiene mensaje y forma propia: por un lado, la reivindicación feminista que empezó con el “We should all be feminists (Todos deberíamos de ser feministas)” grabado en camisetas de algodón, homenaje a la escritora nigeriana Chimamanda Ngozi Adichie, y que evoluciona ahora en una ofrenda a las grandes mujeres del baile.

Ha propuesto estilismos inspirados en el vestuario de obreros o en el de los manifestantes del Mayo del 68 francés
Ha propuesto estilismos inspirados en el vestuario de obreros o en el de los manifestantes del Mayo del 68 francés

Por otro lado, los códigos del diseñador, como las faldas evasé, los vestidos princesa, las chaquetas entalladas en la cintura y los estampados inspirados en signos del horóscopo, que se compensan con apuestas de venta fácil, como bandoleras con el antiguo logo de la casa y bisutería juvenil, sonados éxitos de otras ediciones.

Chiuri, que en estos años ha propuesto estilismos inspirados en el vestuario de obreros o en el de los manifestantes del Mayo del 68 francés como gestos de empoderamiento femenino, salió a saludar con una blusa ancha azul marino y vaqueros de hombre con el tiro bajo.

684 visitas, 3 hoy

Comments are closed, but trackbacks and pingbacks are open.