La reacción no suele ser al instante por lo que hasta la actualidad son muy pocos los que son reconocidos como alérgicos a la carne

Cada vez son más las personas que sufren de alergia a la carne

Cada vez son más las personas que sufren de alergia a la carne

publicidad

Hay personas que les encantan un churrasco, un bisteck de cerdo u otro tipo pero también existen quienes pueden presentar alergia, sin embargo, la reacción no suele ser al instante por lo que hasta la actualidad son muy pocos los que son reconocidos como alérgicos

En muchos países ya se está reconociendo este tipo de alergia, pero como los síntomas como urticaria, anafilaxia o angioedema pueden aparecer hasta 3 a 6 horas después se les dificulta relacionarlos. Cada vez más personas asegura tener alergia a algún alimento, y prueba de ello es la obligación de informar sobre la presencia de alérgenos en las etiquetas nutricionales y en las cartas de los restaurantes.

Ante esto el tema de la alergia a la carne colea en Estados Unidos desde la década de los 90 sin que se supiera por qué gente que estaba acostumbrada a comer carne un día dejaba de tolerarla. Mientras, Platts-Mills investigaba en su laboratorio el motivo por el que algunos enfermos en tratamiento con cetuximab —un anticuerpo monoclonal utilizado para el cáncer colorrectal avanzado— desarrollaban una reacción alérgica, y detectó que todos los pacientes alérgicos al fármaco tenían anticuerpos IgE a alfa-gal (un tipo de azúcar ligada a proteínas de la carne de mamíferos no homínidos).

En una nueva investigación, el inmunólogo cruzó los datos de los alérgicos al cetuximab con los de alérgicos a la carne y comprobó que todos pertenecían a una zona de las Montañas Rocosas en la que la gente se infectaba de fiebre maculosa, una enfermedad transmitida por la picadura de la garrapata lone star (Ammblyoma americanum).

Todos los que manifestaban alergia (al medicamento y a la carne) les había mordido una garrapata
Todos los que manifestaban alergia (al medicamento y a la carne) les había mordido una garrapata

Poco después, el mismo Platts-Mills y otros dos miembros de su equipo desarrollaron alergia a la carne y fue entonces cuando encontraron un nexo común: a todos los que manifestaban alergia (al medicamento y a la carne) les había mordido una garrapata.

El estar en contacto con la garrapata trae consecuencias

José de La Fuente, profesor de investigación del CSIC del grupo de Sanidad y biotecnología del Instituto de Investigación en Recursos Cinegéticos, ha publicado diversas investigaciones sobre este asunto y la explicación para este hecho es que “los homínidos, incluyendo los humanos, evolucionamos perdiendo la capacidad de producir el carbohidrato alfa-gal y el único contacto que tenemos con este de forma natural son las bacterias intestinales”.

Lo importante es protegerse ante la alergia a la carne
Lo importante es protegerse ante la alergia a la carne

Es decir, estamos acostumbrados al contacto con este azúcar de la carne por la vía digestiva y “la respuesta normal es la tolerancia”, según explica Moisés Labrador, presidente del comité de inmunología de la Sociedad Española de Alergología e Inmunología Clínica (SEAIC). Pero cuando le muerde una garrapata “el contacto es transdérmico con la saliva de este ácaro” y es entonces cuando puede courrir una reacción anafiláctica retardada (de 3 a 6 horas después de la ingesta de carnes rojas).

El mecanismo por el que la mordedura de la garrapata modifica la respuesta inmunológica hacia un tipo de respuesta que lleve al desarrollo de anafilaxia por consumo de carne roja “no está descubierto”, asegura el investigador del CSIC, pero no hay ninguna duda de que una cosa es consecuencia de la otra.

Para el representante del CSIC se trata de “un problema emergente, en tanto que hay diferentes factores, como es el hecho de que algunas especies de garrapatas se están extendiendo en algunas regiones, y también que cada vez tenemos más contacto con las garrapatas porque vamos más a zonas de campo donde viven”.

Estamos acostumbrados al contacto con este azúcar de la carne por la vía digestiva
Estamos acostumbrados al contacto con este azúcar de la carne por la vía digestiva

Una vez identificado el peligro, lo importante es protegerse: ir al campo con pantalones largos, revisar a las mascotas después de pasear por zonas silvestres y utilizar acaricidas. José de la Fuente subraya que si encontramos una garrapata en una persona o en un animal, “no hay que intentar arrancarla ni apretar porque puede inocular todo el veneno que tiene. Lo mejor es retirarlas con unas pinzas, cogiéndolas en el punto de unión al cuerpo. Nunca hay que intentar quitarla de encima como si fuese un mosquito”.

11,790 visitas, 3 hoy

Comments are closed, but trackbacks and pingbacks are open.