El Moto Z3 Play es un smartphone delicado y liviano

Moto Z3 Play, un teléfono modular para todos los gustos

Moto Z3 Play, un teléfono modular para todos los gustos

publicidad

Con una parte trasera completamente de cristal, el Moto Z3 Play es un smartphone delicado y liviano que además se adapta muy bien a las necesidades de los usuarios de esta importante marca

Con algunas diferencias del Moto G6, este modelo tiene detalles que lo hacen ver como un teléfono de “lujo”, con una tapa trasera brillante por ser de cristal, y con pocos bordes en la parte delantera haciendo que la pantalla sea más grande.

Este teléfono modular cuenta con Moto Power Pack, un Mod que hace las veces de batería externa, muy útil y que se acopla y desacopla con bastante facilidad. Además que sorprende por su ligereza a pesar de haber elevado el tamaño de la pantalla hasta las seis pulgadas.

Pero además de liviano, el Z3 Play es muy estrecho, algo de agradecer a la hora de sostenerlo pero que hace que la cámara sobresalga demasiado cuando no lleva Moto Mod aplicado. Otro de los cambios aplicado al diseño llega con el jack de audio.

La pantalla presenta una nitidez impecable
La pantalla presenta una nitidez impecable

Lenovo elimina esta entrada, algo que puede preocupar a los que tenemos auriculares con conector de 3,5 mm, pero que la compañía añadió en la caja un adaptador de USB type-C a mini jack y también unos auriculares con este tipo de conector clásico.

La pantalla presenta una nitidez impecable, ángulos de visión buenos incluso forzando y sobre todo brillo, mucho brillo. Pese a que la versión de Android del teléfono es prácticamente pura, sí que encontramos ajustes de pantalla proporcionados por el fabricante, concretamente relativos a la temperatura del color.

Sensores con buena respuesta

Motorola coloca en este teléfono un SoC de gama media, el Snapdragon 636 al que acompañan 4 GB de RAM para que bombee bien en multitarea y alta demanda de recursos. Por otra parte, Android 8.1 Oreo es la versión elegida por Motorola que además añaden algunas aplicaciones propias como Moto Display, Moto Actions o algunos ajustes de personalización para la navegación gestual o ajustar parámetros de pantalla.

Y dándole continuidad al rendimiento, en este teléfono llegan dos sistemas de reconocimiento biométricos, por un lado el sensor de huellas que para aprovechar mejor el frontal Motorola pasa al lateral derecho del teléfono.

Llega con el jack de audio
Llega con el jack de audio

Sin embargo, el sensor de huellas funciona muy bien, es rápido tanto al reconocer la huella como al desbloquear el teléfono, asimismo el reconocimiento facial es fácil de activar y reconoce de manera rápida y precisa nuestra cara, incluso en ángulos algo más forzados.

En cuanto a las fotografías también cuenta con algunos cambios respecto al Moto Z2 Play, y es que ahora cuenta con una cámara doble trasera con un sensor principal de 12 megapíxeles y un sensor secundario cinco megapíxeles que ofrece modo retrato y que además, incluye Google Lens integrado para obtener información sobre objetos y lugares.

La cámara frontal es de 8 megapíxeles, con una lente gran angular de apertura f/2.0, cámara que además de servirnos para el sistema de reconocimiento facial también parece que nos va a dejar unos selfies de calidad.

Llegan dos sistemas de reconocimiento biométricos
Llegan dos sistemas de reconocimiento biométricos

1,128 visitas, 9 hoy

Comments are closed, but trackbacks and pingbacks are open.