Mira lo que vivieron estos vallepascuenses para retirar el cuerpo de su hijo muerto en el motin de Acarigua

publicidad

Reiteraron que no cuentan con el dinero para trasladar el cadáver desde Acarigua hacia Valle de la Pascua. Son 400$ lo que cobran por el traslado.

La historia la cuenta la periodista Mariangel Moro Colmenares de la pagina informativa El Pitazo, quien entrevisto a Manuel Ledezma y a su esposa. Recorrieron casi 400 kilómetros para retirar el cadáver de su hijo.

La pareja viajó en cola, en una gandola,  desde Valle de la Pascua, estado Guárico, hasta Acarigua, a donde llegaron la noche del sábado 25 de mayo.

Son los padres de Eugenio José Ledezma López, uno de los 29 reclusos muertos en el motín de PoliPáez, registrado el viernes en la ciudad de Acarigua en Portuguesa.

Familiares a la espera de noticias sobre sus familiares.
Familiares a la espera de noticias sobre sus familiares.

De la masacre, como ha sido llamada por organizaciones que defienden los derechos humanos, se enteraron por redes sociales.

“Vimos las fotos de los cadáveres que circulaban en redes sociales y cuando la hermanastra de Eugenio se dirigió al hospital, ya en la tardecita, fue que pudo confirmar que era uno de los muertos”, dijeron este domingo, mientras se encontraban a las afuera de la morgue.

No tenían efectivo para viajar y tampoco había transporte que saliera desde Valle de la Pascua a la hora que les notificaron que el cadáver de su hijo se encontraba en la morgue.

“Nos vinimos en cola, en una gandola.  Llegamos tarde y nos tocó quedarnos en un ‘hotelito’ barato para esperar el amanecer. No sabemos qué hacer, para donde ir ni cuál  es el procedimiento para retirar el cuerpo de nuestro hijo”, comentó Ledezma.

Los padres de Eugenio tampoco sabes qué hacer con el cuerpo, pues no cuentan con los 400 dólares que puede costar un traslado desde Acarigua hasta Valle de la Pascua.

“Será quemarlo o cremarlo ¿Cómo lo trasladamos? Eso es en dólares. No tenemos ni bolívares,  no hay efectivo y de dónde vamos a sacar dólares”, expresaron.

El reo muerto estuvo 10 meses preso en este centro de reclusión preventivo. Estaba solicitado en el estado Guárico por su participación en un homicidio.

Su detención se produjo al pasar por una alcabala en Acarigua. Tenía apenas dos meses viviendo en la ciudad, junto a su hermanastra,  cuando fue aprehendido en julio de 2018.

Los Ledezma López, como el resto de los familiares de los reos,  desconocen qué ocurrió dentro de los calabozos el día del motín. Sabían del conflicto y de que este había tomado fuerza porque el jueves Eugenio les avisó, pero jamás esperaron que cuando volvieran a tener noticias de su hijo sería sobre su muerte.

Fuente: El Pitazo

3,719 total views, 33 views today

Comments are closed, but trackbacks and pingbacks are open.